Archive for December, 2013

Queso Cheddar

Tuesday, December 31st, 2013
Mi padre me ha enseñado muchas pequeñas cosas en la vida, y pocas grandes cosas. No sé ni me importa juzgar cuales son más importantes. Por un lado las pequeñas cosas me las enseñó con el ejemplo. Cambiar un bombillo, poner un tornillo y recoger la mierda del perro. Por el otro lado las grandes cosas me las enseñó con el discurso. Una vez me dijo: “el problema del hombre es que al querer a demasiadas personas y demasiadas cosas su corazón se va quedando en muchas partes. Al final termina pareciéndose a un queso Cheddar, lleno de huecos.” Quizá es por eso que hoy pocas cosas me importan y mucho menos la mayoría de personas.
Otra cosa que me dijo mi padre fue: “uno no puede ir por el mundo diciendo que el Everest es un lago navegable.” Esto lo decía para hacerme entender que los ignorantes pasan vergüenza por atrevidos. Tal vez por eso soy callado, al final uno sólo es dueño de lo que calla. De niño mi padre me preguntó “¿Qué pesa más un kilo de algodón o un kilo de hierro?” Ese día no sólo aprendí a entender bien los enunciados y el significado del volumen. Desde ese día en adelante empecé a odiar a los charlatanes y bocones (a los políticos y los ñoños del salón). Cuando crecí y me salieron pelos en el pecho me dijo “cualquier cosa que pase entre una mujer y tu es sólo de ustedes dos, más si tiene lugar en una cama”. Hoy día miro en perspectiva y me doy cuenta que soy de esos hombres a los que no les gusta hablar de sexo e intenta sacar a las mujeres de ese plano donde no son más que objetos.
Desde que tengo memoria mi padre simboliza dos cosas profundas en mi alma, un navegante con sin rumbo fijo su único horizonte es la familia, y un guitarrista que detrás de toda fachada tiene el alma de un bohemio y la delicadeza de un acorde. Otra de sus grandes enseñanzas siempre han estado en las canciones más sentidas que recuerda su voz. “…que decidan por ellos, que se equivoquen, que crezcan y que un día nos digan adiós…”. A mi padre nunca le importó que yo fuera el mejor de la clase, por eso me decía “no seas el mejor, pero has la cosas con pasión, no seas mediocre” Por eso soy escrupuloso y en el colegio reprobé física y química, en noveno y décimo respectivamente. Pero a contraprestación de eso en clases de humanidades y de lengua daba lo mejor de mi.
Los humanos cargamos con los dioses de nuestros padres, y gracias a eso soy ateo, mi padre cree en lo que el considera una fuerza del bien omnipresente, por eso cuando se despide de mi me dice: “que la virgen te acompañe, o que la fuerza te acompañe”. A él le da igual si es Yoda o la madre de Jesucristo la que simboliza esa fuerza. Sin embargo hay alusiones de mi padre que no he podido asimilar. Siempre me ha dicho “debes respetar a los demás, a todos sin excepción.” Esto es algo en lo que difiero totalmente con él, porque hay seres que definitivamente no merecen ni siquiera el calificativo de “humano”. Mi padre me demanda: “se feliz, se positivo, sonríe”, no sé si él ve otro mundo que difiere del mío, pero yo siento que no tengo derecho a sonreír en medio de tanta mierda. En algo que los dos somos irreductibles es que no hay nada más peligroso que un idiota con iniciativa.

¿Dónde hallar un ángel?

Wednesday, December 25th, 2013
“Bendito sea dios (..) por no haberme hecho mujer”
dicen los judíos en sus oraciones matinales,
mientras las mujeres dicen
“bendito sea dios que me ha creado a su voluntad”

*Tono de cortés indiferencia* Al final de cada día la única satisfacción que queda es haber actuado bajo el estandarte de la pasión. El hecho de asumir completamente ese gesto heroico. No dejarse consumir por aquella frase: alguien tiene que hacer el trabajo sucio. En la vida sólo hay campo para el juego entre las reglas no escritas, ese juego es la ética. Por ejemplo el amor se encuentra en nuestros días dentro de una perspectiva paranoica, lo hemos convertido en algo abstracto porque lo sustrajimos de su base socio-ideológica en la cual nació, la nada. En el mundo occidental estamos inmersos en los estúpidos placeres diarios, nuestra guerra no es contra las otras civilizaciones. No, la nuestra es contra nosotros mismos. Contra la poderosa maquina cultural que nos invade nuestras esferas más individuales, de ahí nuestra impotencia y disfunción eréctil. A mi me molestan muchas cosas, pero quizá la que más es esa amalgama de cosas llamada humanidad, esa chusma de gente, rica o pobre, que cree que al elegir lo hacen con su aparente claridad cuando lo único que está aconteciendo es un mistificación del objeto del deseo. La libertad sólo se alcanza en un perpetuo avance hacia otras libertades.

Güisqui, un año de fermentación

Sunday, December 8th, 2013
No soy más que la creencia que tengo sobre mi. No sé si existo o si existiré siempre. No soy más que la participación que hago en la realidad misteriosa que a su vez amenazo. Mi carácter es una reacción secundaria. No soy más que lo que está por debajo del horizonte de mi conciencia. El mundo está en su derecho de ser, yo me hallo en la sinrazón. No soy más que la definición que el mundo me da, por lo tanto no soy autónomo. Soy inesencial frente a lo descomunal que es lo esencial del planeta. Pero, siendo así es el otro el que debe someterse a mi punto de vista para intentar entender. Es más fácil acusarme que excusar a la humanidad.



—Sí –dije yo–; necesito tu dinero. Pero en este momento necesito un güisqui y tu conversación. 
—Sólo espero que mi conversación este a la altura del whisky –dijo Nicolás.

—Hoy se cumple un año de mi llegada a esta ciudad, a este país, a este continente. Y no he logrado desembarazarme de “mi” país –dije mientras pensaba que Nicolás siempre será solemne, lleno de gracias discretas y nobles, con su sonrisa del Cuarto Mundo y yo siempre seré su amigo estricto, lerdo y escrupuloso.
—Sé bien que te la pasas sembrando secretos en todas las conciencias. Sé que le has dicho a mi novia pestes de mi. Y hoy vienes a pedirme que te ayude a conspirar en su contra –dijo Nicolás mientras sostenía su vaso y miraba el fondo del bar– yo creo que lo haces porque tu vida en Europa se traduce en algo equívoco y dilatado, en una paz pueril y amarga.
—No me importa lo que pienses de mi –dije sin más. Mi corazón bombeaba a martillazos.
—Tu arbitrariedad la puede percatar cualquier persona que ingrese a este recinto –dijo él, mientras su voz grave retumbaba en mi estomago, era algo insoportable y delicioso–. Yo no te estoy diciendo esto para causarte pena o golpes en la conciencia. No es más que una oportunidad ética crucial, porque si no te lo digo, esto que debí decirte me perseguirá para siempre. Porque a pesar de que no hubiese existido, su espectro continuaría insistiendo.
—Tranquilo –dije– sé lo que es un acto olvidado. Cohibido por la fuerza del vínculo social que reside en un acto de solidaridad con el otro. Pero tu acto olvidado no es conmigo, es con tu novia. Porque desaprovechaste la oportunidad de establecer una relación donde se realizara el amor. A ti lo que te molesta es haber perdido la oportunidad revolucionaria de un cambio.

Ninguna mujer puede ser violada por un solo hombre

Monday, December 2nd, 2013
–Hola –dijo ella.
–Hola –dijo él.

Sus almas se encontraban de nuevo en aquel limbo a donde llegaban cuando sus cuerpos dormían. No era como los Campos Elíseos, era más bien como Bifröst. Tenían que recordar que el Doxa de la postmodernidad sobre la “realidad” es un producto del discurso, una ficción simbólica que es desapercibida como una entidad autónoma substancial. En otras palabras, debemos distinguir cual parte de la realidad está transfigurada como fantasía.
–Hoy nuestros destinos vuelven a emparejarse, hoy mi corazón está desierto, por eso levanto la cabeza hacía ti –dijo ella –en este momento allá ya no es mi cumpleaños y más allá de eso, quizá en unos meses vivamos en el mismo uso horario. Tal vez algún día formemos parte de un menages à trois, no distingamos de confesiones terrenales, dejemos de posar con el vino y los quesos, supere tu estado antiburgués, porque al final de ti sólo quiero tu parte más simple: la fachada.
–Te he estado observando desde mi lado del mundo y veo a tu alrededor los escombros del porvenir, el supuesto amor por aquél otro ser. El embarazo de tu amiga, el dinero de tu madre, pero en el centro de todo recuerdo como solía posar de lector, ahora de escritor –dijo él con su apasionada explosión de afecto ante ella con su fría distancia desapasionada.
–Cuando camino al trabajo y veo el triste desfile de edificios de la Carrera 15, me invaden los recuerdos de mi infancia, mis sueños de libertad, de grandeza, y me doy cuenta que aún estoy rodando sobre esas memorias. Y no soy yo la que se aparta de esas felicidades, son ellas las que se alejan de mi. Los días que se fueron tienen derecho sobre mi, porque son como yo, maduros, cansados; esos días mantienen sus exigencias sobre mi, y sufro de remordimiento porque mi presente está descuidado y hastiado. Pero tranquilo que esto no es más que el porvenir –dijo ella, ahí en sus sueños, a el alma de él, y entonces su cuerpo tembló en su cama. Retembló porque lo contrario de existir es insistir, y aquello que no existe, persiste contra la existencia. Y ella eterniza sobre su lucha contra la propiedad privada de los cuerpos, porque según Foucault lo importante de un acto sexual es poder ejercer “nuevas formas de vida”.

El olor húmedo del sueño lo distraía mientras escuchaba aquél ser, aquella mujer protestar contra sus días. Y entonces le dijo:
–Hemos rumiado nuestra juventud, por eso no hacemos proyectos cuyo plazo no sea mayor a unos dos o tres años. Como si no tuviéremos por delante más de cinco o seis años –le dijo él mientras la perseguía por el vacío –sabes bien que no te propongo una política de la felicidad, es más bien una exploración de la libertad.   

A ella la hubiese encantado escuchar lo que él decía, pero quería comprender a medias lo que le había dicho, para no romper el encanto. Mientras sus almas caminaban sin propósito se preguntaba en qué podía pensar para alcanzar alguna satisfacción. Quizá recapacitar que: ser mujer no es una esencia ni un destino y que la opresión tiene un status contingente.
Slam de Poesía en Colombia

Slam de Poesía en Bogotá

Vers Les Etoiles

“The wide world is all about you: you can fence yourselves in, but you cannot forever fence it out.” J.R.R. Tolkien

criss!! ❤

Leer ayuda al corazón <3

IMPREINTofficial

The official page of the artist created to host the project 'CUT OFF'.

La pupila insomne

...Oh, la pupila insomne y el párpado cerrado. Rubén Martínez Villena

Placer Oral

Hola... Mi nombre es Rosalum@.... Intentare en "placer oral" describir mis placeres y las sensaciones experimentadas por mi paladar. Al mismo tiempo procurare que sirva para divertir y criticar.... Divertir al lector y criticar todo aquello que siendo potencialmente un placer oral... No cumpla con las expectativas creadas u ofertadas. Me deseo suerte y constancia.

El Club de las intensas

Hechas de desastres emocionales

Genesis :)

TODO ESTA EN TI, NO DEPENDAS DE NADIE PARA SER FELIZ!!!!

Unusual

Amateur Writings

A París con Elena

París te espera. Te propongo un paseo juntos por el Barrio Latino, Montmartre, Saint Germain, los Campos Elíseos, el Marais o navegando por el Sena.

Llave de Cristal

Todo lo que cruza la mente resulta escribible

Donovan Rocester

Una dimensión de relatos, pensamientos y poesía...

Realidad Bohemia

Red internacional de escritores.

Jamais vu

No lo recuerdo bien pero tal vez esto sí pasó.

Mar acá, mar acuyá

Blog personal de @dajallo. Nómada, pirata y stalker digital.

QuéLeer

Literatura para no literatos

Exégesis y poesía

Filosofía, poesía, arte, matemática, música, etc