Archive for April, 2014

De la filosofía y otras ¿Verdades? (parte 1)

Sunday, April 27th, 2014
Siempre he sido un ser de verdades directas. Por eso no me gustan las novelas llenas de palabras para contar una historia que al final no dice nada. Me quedo con pequeñas frases que se pueden pensar toda una vida. Si logramos entender una sola, entonces habremos entendido más que con un simple libro de 800 paginas que pesa mucho pero porque es de papel.
Immanuel Kant: La existencia no es un adjetivo.
Tales de Mileto: ¿Cuál es el material básico del cosmos?
Mary Wollstonecraft: La mente no es poseedora de un género.
Friedrich Wilhelm Nietzsche: Debemos superar la idea de “hombre”.
San Agustín de Hipona: El mundo sin pecado sería un mundo sin hombres.
Paul Karl Feyerabend: No hay un marco permanente de referencia del sentido.
Tomás de Aquino: Los seres humanos sólo tenemos una forma, nuestro intelecto.
Confucio: Sólo aquel que posea la más completa sinceridad puede transformar el mundo.
Moshé ben Maimón: si considero mis atributos accidentales, estos no dicen nada de mi esencia.
François Marie Arouet: La duda no es una condición agradable, pero la certeza es un absurdo. 
Laozi: Todos los actos deben ser sin deseo, ambición o estar fundamentados en convenciones sociales.

Richard Arthur Wollheim: Resistir la idea de que el arte es una idea abstracta que necesita ser analizada y explicada.
Thomas Hobbes: Nada sin esencia puede existir, entonces todo en el universo es físico, por lo tanto un humano es una agonía.
David Hume: La naturaleza nos a he enseñado a juzgar tanto como a respirar y a sentir. Lo que nos a dejado en un perpetuo estar de conjeturas.
William Edward Burghardt Du Bois: Lo que importa no son nuestros pensamientos y creencias. Lo que realmente importa son las implicaciones practicas de éstos.
Roland Barthes: El lenguaje es una piel. Yo restriego mi lenguaje contra el otro, el como si tuviera palabras en vez de dedos, o dedos en la punta de mis palabras.
Michel Eyquem de Montaigne: Quitarse el deseo de gloria que yace en los ojos de los demás. La aprobación de los otros y su admiración no siempre es algo valioso.
Anicius Manlius Severinus Boëthius: Dios vive el eterno presente y no la corriente del tiempo. Por eso vive el presente, pasado y futuro como nosotros vivimos el presente. Con certeza absoluta.
Miguel de Unamuno: es esa conciencia que desarrollamos sobre la mortalidad y el sufrimiento la que nos hace humanos. Si le damos la espalada también se la damos a la condición humana. Peor aún también a la conciencia misma.
Jean-Jacques Rousseau: Lejos de mejorar la vida o la mente, las ciencias y las artes disminuyen la virtud y la felicidad humana. La tranquilidad se encuentre en los calabozos, pero eso no es suficiente razón para hacer de estos un lugar deseable.
Michel Foucault: La forma de nuestro discurso está formada por una larga lista de reglas inconcientes que se derivan de la condición histórica en la cual no encontramos. La forma como pensamos y hablamos del mundo es moldeada por estas condiciones.
Jean-François Lyotard: El Postmodernismo es la incredulidad frente a las meta-narrativas, aquellas que intentan resumir en si mismas toda la historia de la humanidad. Lo que deviene en que el conocimiento se haya externalizado. Ya no es algo que ayude a la búsqueda de la verdad o el crecimiento individual. Ahora es producido para ser vendido. 
Advertisements

"Vous m’avez rappelé ce que c’était que le vrai bonheur"

Tuesday, April 15th, 2014
Hace 34 años murió
15 de Abril de 2008

Hoy he decidido por fin empezar a ser funcional. A ponerme a escribir algo que ni siquiera sé si quiero escribir. Esto es el resultado de un largo periodo de interiorización(la misma palabra niega la acción que estoy realizando). Narrar lo que he aprendido en un proceso en el cual mi interés personal por entender el problema del “ser” ha sido superior a cualquier otro. Este es un texto para los demás porque el sujetará mis sensaciones, trastornos, acciones, emociones, impresiones, entre otros. Algo que sólo me concierne a mí, porque todo lo que va a ser narrado a continuación es concebido desde el sujeto, desde mí, desde el “yo”.

15 de abril de 2006

Era un día normal en el colegio. Clase de metodología (una verdadera pérdida de tiempo y dedicación. Nunca me convencieron de que ese era el verdadero método para lograr una investigación, y mucho menos que ese sondeo de información me llevara a conocer algo, lo que sea), pero esa clase fue diferente, pero no por la clase en si. Nos llevaron a la biblioteca del colegio, un centro de recursos paupérrimo, pero en él existe un libro, que podría cambiar la vida de muchos, con solo leer unas pocas páginas. Se trataba de un libro, viejo, feo, olvidado por la mayoría y desconocido por casi la totalidad. Era la esencia viva de Sartre, su primera obra, escrita en 1938, de unas 250 páginas. Un personaje como Roquentin un pelirrojo de unos treinta años que escribe sobre el marqués de Rollebon, escrito en forma de diario (como este mío), hablo obviamente de “LA NAUSEA”.
Algunos la llaman la vieja, la loca, la cucha, pero yo sólo le digo por su nombre, Mónica, la profesora de español de este colegio sencillo, mi primera gran amiga y pedagoga, y la gran culpable de este franco relato. Recuerdo que en esa clase de metodología, estábamos hablando sobre que iba a ser mi monografía, y yo no encontraba tema, porque cualquiera que pasaba por mi mente me parecía muy sencillo, fácil, para nada complicado, y fue entonces que Mónica me dijo: “¿Por qué no lee éste libro?” Mostrándome en sus manos “La Nausea”, y fue gracias a mi ego que dije que sí, sin saber que mi mundo a partir de ese momento nunca volvería a ser el mismo.

3 de mayo de 2006

Hasta el día de hoy no había abierto el libro, debo ser sincero, pero nunca existió ningún afán, lo único que hice referente a Sartre o La Nausea, fue investigar el contexto histórico del autor y un poco de su planteamiento filosófico,Trato de leerlo pero es muy difícil, no lo entiendo, no tiene drama, no hay conflicto, no hay nada. Y me doy cuenta que de eso se trata de “la nada”, pero ¿Qué es la nada?, la definición más sencilla y rápida que pude encontrar fue: -la falta de esencia-.

17 de mayo de 2006

Ya pasaron dos semanas y no me he terminado el libro, es una lectura muy pesada, con poca fluidez, apenas estoy en la página 114, me falta más de la mitad, y no encuentro razón para seguir con la lectura de este libro, la verdad no me agrada la literatura, como diría Mónica, me gustan las verdades directas, por eso estoy pensando comprar el libro rojo del existencialismo sartriano, “El Ser y la Nada, Ensayo de ontología y fenomenología ”.

31 de mayo de 2006

Ya lo tengo en mis manos, pero es peor que el anterior, hay conceptos que no entiendo y palabras que jamás había escuchado. Ya no sé ni que hacer. Pienso cambiar  de monografía, pero me encuentro con el mismo problema del tema, todos son muy paupérrimos así que finalmente lo que decido es dejar a un lado esto de Sartre, pero continuar con el existencialismo, porque considero que en primera instancia debo entender el problema de la existencia, y conocer su corriente, autores como Kierkegaard o Nietzsche, que Sartre considera padres del existencialismo.

5:15 PM

Estoy en mi cuarto, un lugar oscuro y tibio, donde el color que resalta, no resalta, sólo llena. Lo he titulado para mi “Elogio a la diferencia”. En realidad es un cuarto para admiradores, con ojos que se detienen a ver los pequeños detalles. Está lleno de cosas, recuerdos, arte y bobadas, cosas inútiles, que me sirven como adorno, pero cuando me detengo a pensar en la realidad del cuarto, es un lugar vacío, lleno de nada, me dan ganas de destruirlo y dejarlo conforme a su estado, sin esencia, como su habitante, vacío.

16 de Agosto de 2006

Segundo día de regreso a clase, ya estoy en décimo, tengo 16 años.

10:30 AM

Busco a Mónica, en el primer descanso, le devuelvo un libro y le doy las gracias y miro mi reloj y me pregunto: “¿Qué es el tiempo?” Entonces me acuerdo de una reflexión que leí de Sartre en el “ser y la nada: el pasado no es ya, el futuro no es aun; en cuanto al presente instantáneo, nadie ignora que no es en absoluto: es el limite de una división infinita, como el punto sin dimensión. Lo que me lleva a pensar que la temporalidad es objetiva. Mejor dicho, que se puede vivir el tiempo en dos horizontes, el tiempo “del reloj” y el tiempo “vivido”. El primero es debido a la cultura que ha perdurado de generación en generación; el segundo es aquel que se vive antes de cualquier culturización o abstracción, que es el tiempo que nos dice que existe un eterno ahora, un “eterno presente”.

4 de Octubre de 2006

No sé que escribir en este día, sólo quiero llenarlo, llenar el espacio, terminar de una ves por todas estas reflexiones, y dejar de mentirme. Si tan solo pudiera dejar de pensar me sentiría mejor, pensar es peor que vivir. Vivir no necesita esfuerzos, sólo se está en el mundo, pero no se piensa el mundo. Dentro del pensar están las palabras, la lingüística. Odio ponerme a pensar, es como si el mundo se acabara, como si no existiera más espacio que las letras, frases, párrafos, palabras y mas palabras que se aglutinan en mi mente y se extienden hasta la pared, el cemento, el ladrillo, en fin.

15 de Febrero de 2007

Hace una semana volví a interesarme en esto de existencialismo, estuve leyendo durante estos 5 meses libros como: “Así hablo Zaratrusta”, “El Mono Desnudo”, y “La Insoportable Levedad del Ser”, libros en los cuales no pude encontrar ninguna verdad, que no fuera ajena a mí, a mi realidad. Pero que al mismo tiempo estaban separadas de mí por un inmenso abismo, por esa gran nada, porque las experiencias ajenas no me sirven de nada, para martillar mi propio carácter e individualidad. Pero en esta búsqueda de información, encontré un ensayo muy directo sobre la filosofía existencialista de Sartre. Un ensayo que me dejaría ver con mayor claridad esto de la filosofía de la existencia, el escrito  se llama “El Existencialismo es un Humanismo”.

15 de abril de 2007

He venido pensado un poco más en concordancia con mi ideas y preguntarme al igual que Sartre lo hizo, en qué sucedería si no existe ningún artesano superior, ninguna idea de hombre, o naturaleza humana a la que debo responder. Aquí es donde nace mi libertad absoluta, aquí es cuando comienzo a entender las implicaciones de la libertad, de la condena a la libertad, soy yo mismo el que me tengo que formar día a día, segundo tras segundo, a cada instante. Recuerdo la afirmación de Sartre: “Cada ser humano esta solo, abandonado y libre. Cada, cual crea y recrea su esencia, en todo momento, gracias a sus elecciones y acciones.”

2 de mayo de 2007

Hoy tuve un problema con mi novia, no sabía si terminar con ella o continuar. Peleamos por nuestras diferencias, porque cada uno quiere suprimir al otro a su realidad. Esto es demasiado cursi, pero es necesario para poder explicar cómo las ideas de Sartre se manifestaron dentro de mi cabeza en el momento en que fui consiente de mi libertad y responsabilidad de elegir entre dos opciones entre otras miles: la de terminar y la de continuar con ella. Pero más allá de la elección, encontré en mí la soledad de la que tanto Sartre habla. No fui capaz de pedir ayuda, ni a mis amigos, ni a mis profesores, ni al psicólogo, ni a mis padres. Hubiese querido pero entendí que en cada elección estoy solo y abandonado. Esto se debe a que mi subjetividad es única e irrepetible, nadie puede entenderla por más que yo se la explique, nadie puede siquiera acercarse a ella, además como no hay naturaleza humana a la cual responder, y mucho menos a una moral cristiana o musulmana o liberal o comunista a la cual aferrarse, mi decisión frente a ésta o cualquier otra situación siempre va a ser una invención, porque mi realidad, mi contexto siempre va a ser único.

31 de octubre de 2007

Bueno, por fin estoy en once, el último curso antes de poder salir de esta gran mentira que llama educación. A finales de décimo tuve problemas para ser promovido al siguiente año, con una materia llamada química, absurdo, demasiado funcional, no me interesa, y lo peor de todo es que no respetan mi libertad, entonces tengo que actuar de mala fe todo el tiempo, estar en el colegio es un gran acto de mala fe y el hecho de estar escribiendo un dichoso diario también lo es. Hay ciertos personajes que me critican por no saludar, como si el saludo fuera algo necesario. ¿Acaso tengo que reconocer al otro a través de un saludo? Mentira, eso es sólo un ademán. Además una mirada es más que suficiente, la mirada del otro me objetiva, y yo lo objetivo al mirarlo, pero no puedo objetivarlo totalmente, él me convierte en una “cosa” y viceversa. Ver al otro es comprender la permanente posibilidad de ser visto por otro. Esto también implica que nos vemos forzados a juzgarnos como un objeto.

19 de diciembre de 2007

Nada. He amanecido.

21 de junio de 2008

Lo último que quiero decir es que este viaje por el Existencialismo tuvo el efecto contrario al que yo esperaba. Pensaba que el existencialismo era como una filosofía de vida definida que me iba a dar todas las respuestas, pero me equivoqué y lo que pasó fue el efecto contrario, nunca antes había tenido tantas preguntas en mi cabeza, pero doy gracias a Sartre por haberse salido del ser-para-sí, y haber escrito todos esos textos. 

Apoptosis

Wednesday, April 9th, 2014
El pensamiento no es la suma de cálculos o de la información que recibimos.
El pensamiento se manifiesta en la creación.
–Jean Baudrillard
Parafraseando lo eterno entre los dos no es el resultado de eliminar aquellas cosas que nos parecen temporales. De la misma forma en que el bien no es la ausencia del mal. Percibimos el mundo en una dialéctica ambigua porque nos han enfrascado en una mirada bipolar. Tú siempre con la ambición de eliminar la nada que nos ofrecen los días. Por eso siempre trato de hacerte entender que negar le néant es una forma perversa de entorpecer las ilusiones. Entras las capas de mi piel hay una nada que guarda el significado, la esencia, el sentido. Existo porque soy consiente de que voy a dejar de hacerlo, y es a esa desaparición a la que doy toda mi fuerza y prestigio. ¿Debemos acaso salvar la ausencia entre los dos?
Lo que hemos vivido nos a enseñado el arte de la reminiscencia. Porque somos seres que empezamos a esfumarnos desde el mismo momento en que comenzamos a existir. Y éste es el resultado más ambiguo que el arte puede expresar, porque se entiende como algo que debería ser eterno pero que a su vez se decanta. Si no fuera por esta última característica, decantarse, tus sentimientos nos podrían si quiera ser nombrados. Con el paso del tiempo toda esencia termina por morir encerrada en un concepto. Algún día terminaremos por ser tan opuestos que dejaremos a un lado nuestra interdependencia, como cuando la luz no necesita de la sombra. Cuando los resultados son tan propios de la razón no queda nada natural de que sostenernos. Como una célula preprogramada para morir.
Tú eres muy parecida a la imaginación. O sea, tienes un deseo continuo de imaginar el mundo en tu ausencia. Juntos miramos las botellas de vino que se han ido consumiendo, y juntos también nos preguntábamos por lo que había quedado de aquel valor agregado que nos habíamos dado. Me es imposible dejar de pensar como tu muerte fue antecedida por la perdida del arte. Es lo mismo que Dios, hace 2000 años no ha puesto un pie en la Tierra, pero aún tenemos entre nosotros su juicio. Aquellas cosas que ya no están dejan su rastro y éste suele ser más fuerte que cualquier otra autoridad. Ideas, instituciones, valores, prohibiciones, inclusive presidentes en forma de pajaritos que continúan afectándonos porque aún podemos verlos.

Pero así es todo en la vida, tu presente se marchita al lado de tu recuerdo. Cada evocación que guardo de ti aniquila otra. Quizá algún día llegues el cero absoluto de mis recuerdos y finalmente me dejes ir. Porque acordarme de ti no significa nada, porque tengo la voluntad de transformar mis evocaciones como si las estuviera reviviendo. Por eso puedo decirte que tu ausencia no significa nada. Porque nuestros momentos no han tenido lugar ni coordenadas. Aún somos fetos, y si le hablo a tu “yo” presente ahora ha dejado de existir. Es lo mismo que decir que tu recuerdo se ha pulverizado y lo que quedó de ese abismo y tú interactúa con mi realidad.
Slam de Poesía en Colombia

Slam de Poesía en Bogotá

Vers Les Etoiles

“The wide world is all about you: you can fence yourselves in, but you cannot forever fence it out.” J.R.R. Tolkien

criss!! ❤

Leer ayuda al corazón <3

IMPREINTofficial

The official page of the artist created to host the project 'CUT OFF'.

La pupila insomne

...Oh, la pupila insomne y el párpado cerrado. Rubén Martínez Villena

Placer Oral

Hola... Mi nombre es Rosalum@.... Intentare en "placer oral" describir mis placeres y las sensaciones experimentadas por mi paladar. Al mismo tiempo procurare que sirva para divertir y criticar.... Divertir al lector y criticar todo aquello que siendo potencialmente un placer oral... No cumpla con las expectativas creadas u ofertadas. Me deseo suerte y constancia.

El Club de las intensas

Hechas de desastres emocionales

Genesis :)

TODO ESTA EN TI, NO DEPENDAS DE NADIE PARA SER FELIZ!!!!

Unusual

Amateur Writings

A París con Elena

París te espera. Te propongo un paseo juntos por el Barrio Latino, Montmartre, Saint Germain, los Campos Elíseos, el Marais o navegando por el Sena.

Llave de Cristal

Todo lo que cruza la mente resulta escribible

ALMA-NAQUE

"Para los que viven y desviven, para los que mueren y desmueren."

Donovan Rocester

Una dimensión de relatos, pensamientos y poesía...

Realidad Bohemia

Red internacional de escritores.

Jamais vu

No lo recuerdo bien pero tal vez esto sí pasó.

Mar acá, mar acuyá

Blog personal de @dajallo. Nómada, pirata y stalker digital.

QuéLeer

Literatura para no literatos

Exégesis y poesía

Filosofía, poesía, arte, matemática, música, etc