Archive for November, 2014

Propuestas

Wednesday, November 26th, 2014
Esto fue lo que vociferé a mis compañeros de clase para ser elegido representante estudiantil un lejano día de septiembre del año 2006, al parecer pocas cosas han cambiado de mi haraganería:

Actuar, ejecutar, ser, mirar, criticar, proponer, dialogar son derechos de los estudiantes que están más allá del bien y del mal. La conciencia colectiva es necesaria para implementar un sistema democrático coherente, la ausencia de ésta nos llevaría al caos. Por esta razón es de suma urgencia crear canales de comunicación eficaces. Debemos tener en cuenta que la política del colegio respecto a la comunicación es muy abierta a la implementación y mejoramiento de la misma. Pero, el problema en nuestra comunidad no nace en la institución, sino en los responsables de intervenir que no lo hacen, lo que nos lleva a deslegitimar la democracia.

Es por esto que quiero hacer énfasis en la necesidad de la conciencia colectiva. Comprometerme con el todo y con los individuos, levantándome entre ellos, para defender derechos y exigir deberes. Mi accionar traerá reconocimientos y beneficios, y velará por el respeto dentro de la diferencia. Esto más que un discurso es un llamado a reconocernos como individuos capaces de proponer y construir, lo único que necesitamos es dar rienda suelta a muchas de las ideas que nacen a diario en los distintos espacios de la comunidad y llevarlas hasta su última consecuencia, ninguna de estas deben ser ignoradas por simples o complejas, los estudiantes estamos presentes para cosas grades.


Un buen líder no es aquel que dirige a sus allegados, es aquel que es capaz de representar las ideas en una sola voz.

Advertisements

Jonathan

Monday, November 17th, 2014
“A la realidad le gustan las simetrías”
J.L. Borges

Querido amigo Jonatan,

Sé que toda tu vida has escrito tu nombre de esta manera “Jonathan”, pero éste viene del Hebreo, significa dado por Dios, y en español se escribe sin h. Toda mi vida me he visto tentado a llamarte por tu segundo nombre, Nicolás. Debe ser porque es de origen griego y significa la victoria del pueblo, pero es tu familia la que siempre te ha llamado por ese nombre, a pesar que en el seno de tu hogar siempre me han tratado y me he sentido como uno más.


La semana pasada tuve la oportunidad de leer “Esperando a Godot” de Samuel Beckett, una pequeña obra de teatro donde sus dos protagonistas, Vladimir y Estragon, se les pasa la vida esperando una supuesta cita con Godot, el cual nunca llega. En un principio pensé que Godot era yo, y que tú me esperabas en algún punto de nuestra Cartagena. Pero entre los sueños y las noches caí en cuenta de que Godot eres tú, y yo soy un poco de Vladimir y algo de Estragon, porque la esencia de mi actitud a lo largo de estos dos años no ha sido otra que la espera.

Durante los últimos meses te he llamado con cierta regularidad, a pesar de que creo que las palabras son todo lo que tenemos. La vida se nos ha ido, ya hemos dejado de ser adolescentes para afrontarnos a algo más tenue y lóbrego que es la consecuencia de haber adquirido un diploma universitario. Por cierto, nunca olvides que en las universidades privadas del país está la crema de la nación: los adinerados e ignorantes. Cada despertar trae consigo una incesante pregunta: ¿Estoy en el lugar correcto? Y con ella una contrapregunta: ¿Correcto para qué? La existencia marcha sola, la piel cambia y cada decisión que tomamos enfrentados hacia un futuro incierto termina transformándose en ley.

Desde hace varios años hemos aceptado que la palabra “amigos” no nos corresponde, la “hermandad” quizá sea la más adecuada, pero cada palabra tan sólo es un silencio, una quimera y una sombra. Estoy seguro que pronto nos veremos, estrellaremos contra lo imposible todo este tiempo y llevaremos en una noche enfermiza y brutal la esperanza de toda nuestra generación hacia la nada. Sabes bien que soy un hombre de pocas palabras, porque no tengo mucho que decir, espero sepas perdonar mi espera. Por ahora disfruta de la compañía de los tuyos, de esa mujer (Tefi) que un día te encontraste disfrazada de ángel, la cual habías esperado toda una vida.


Tú que compartes el nombre con el último Zar de la dinastía Románov y con el poeta nacional cubano cuyos versos en la voz de Pablo Milanés me ha alegrado la vida incontables veces, espero encontrarte antes de que voces ya no humanas nos despierten.

Hélas

Friday, November 7th, 2014
«Le vrai est ce qu’il peut; le faux est ce qu’il veut.»
–Madame de Duras

Y hoy amanecí sintiéndome una mierda. Los tratados son papeles y los papeles se rompen, eso solía decir Hitler y ahora yo me encuentro a la par de él. He quebrantado y ultrajado el único acuerdo que debe existir entre una pareja: el respeto. Yo no lo culpo a él, gracias a que sé que mi rebelión ante su indiferencia tuvo lugar porque otra forma de relación era posible. Ahora que he pecado y gozado de la emoción que genera una disputa contra un hombre me siento oprimida por la consecuencia de mis acciones, pero sobre todo porque no fui capaz de ser la mujer que he deseado ser. 

Ahora que ya no hay lugar para las lagrimas entiendo que la efectividad de su amor (su terror) consistió en que yo nunca entendí lo que estaba prohibido en nuestra relación. Yo nunca tuve derecho de quejarme, acomplejarme o reclamar respuestas. Aquel hombre me oprimió desde lo absoluto, desde su condición de macho, de católico, de adulto-maduro, desde su infinita estupidez que oculta bajo un manto de saberes inútiles como discografías, fechas históricas irrelevantes, datos curiosos y reflexiones superfluas. Mientras que yo enfrascada en mi cuerpo de mujer intentaba hacerle frente a esa autoridad falo-céntrica, mi cuerpo intentaba amplificarse porque sólo lo múltiple es antiautoritario. Fue tal mi aturdimiento que mi cuerpo me pedía a gritos vivir en francés:

“Sans plus réfléchir, je lui donnais
Le meilleur de mon être
Beau parleur chaque fois qu’il mentait,
Je le savais, mais je l’aimais.”

Debo confesar que llegué a pegarle e insultarle y nada puede justificar esas refutaciones, pero si vamos a hablar de justicia también debo confesar que en nuestras diputas él me otorgaba el lugar del “otro”, como si yo fuese aquella que estaba afuera de la centralidad de nuestra relación. Ese pobre hombre creía que existe alguien que puede estar en el eje de una relación, aquel que es centrado y responsable por los dos. Nuestra microhistoria terminó por ir a ninguna parte, como el resto de las historias, porque ni una pareja ni la humanidad avanzarán mientras la violencia camine a su lado. No sé cual de los dos gritó o denigró primero, no obstante hoy recuerdo lo que hice y siento como mi violencia legitimó la de él y viceversa. Quizá si nunca le hubiese gritado no estaría escribiendo esto. Si yo no soy la mujer que da el ejemplo, no hay quien pueda darlo. Porque yo ya he vivido la violencia (de mis padres, de mis amigos, de mis anteriores parejas, de mi país) quizá es el miedo de volver a sufrir lo que me lleva a practicarlo de nuevo. Al final toda la humanidad es victima de mi violencia.


Los días han pasado y de ese mal sabor de boca queda poco. Los músicos entendemos poco de la vida, por eso siempre hablo mal de mi. Hablo desde mi pequeño punto de vista, el de una mujer joven latinoamericana, hablo por ellas y por mi. Ya no se trata de como dejamos las abstenciones que el hombre nos ha impuesto, eso es lo fácil. Nuestra pregunta es por la ordenanza cruel y tenue que nos lleva al “regocijo”. Por estos días la mujer asume que liberarse es igual a gozar. Por eso salimos a bailar, a tomar, a comprar y a follar. Asumimos que esa es nuestra rebelión contra el mundo, contra el hombre. Nuestra angustia no tiene límite, y así empiezan nuestros excesos con las drogas, con la música, con los penes, con el hedonismo, hasta que terminamos en el psiquiatra (o cualquiera de sus parecidos) reclamando inmunosupresores, ansiolíticos o clonazepam. Por consecuencia de todo esa libertad ya no somos dueñas ni de nuestra entrepierna.
Slam de Poesía en Colombia

Slam de Poesía en Bogotá

Vers Les Etoiles

“The wide world is all about you: you can fence yourselves in, but you cannot forever fence it out.” J.R.R. Tolkien

criss!! ❤

Leer ayuda al corazón <3

IMPREINTofficial

The official page of the artist created to host the project 'CUT OFF'.

La pupila insomne

...Oh, la pupila insomne y el párpado cerrado. Rubén Martínez Villena

Placer Oral

Hola... Mi nombre es Rosalum@.... Intentare en "placer oral" describir mis placeres y las sensaciones experimentadas por mi paladar. Al mismo tiempo procurare que sirva para divertir y criticar.... Divertir al lector y criticar todo aquello que siendo potencialmente un placer oral... No cumpla con las expectativas creadas u ofertadas. Me deseo suerte y constancia.

El Club de las intensas

Hechas de desastres emocionales

Genesis :)

TODO ESTA EN TI, NO DEPENDAS DE NADIE PARA SER FELIZ!!!!

Unusual

Amateur Writings

A París con Elena

París te espera. Te propongo un paseo juntos por el Barrio Latino, Montmartre, Saint Germain, los Campos Elíseos, el Marais o navegando por el Sena.

Llave de Cristal

Todo lo que cruza la mente resulta escribible

ALMA-NAQUE

"Para los que viven y desviven, para los que mueren y desmueren."

Donovan Rocester

Una dimensión de relatos, pensamientos y poesía...

Realidad Bohemia

Red internacional de escritores.

Jamais vu

No lo recuerdo bien pero tal vez esto sí pasó.

Mar acá, mar acuyá

Blog personal de @dajallo. Nómada, pirata y stalker digital.

QuéLeer

Literatura para no literatos

Exégesis y poesía

Filosofía, poesía, arte, matemática, música, etc